La gentileza siempre es signo de traición - François Mauriac

Hay puñales en las sonrisas de los hombres; cuanto más cercanos son, más sangrientos - William Shakespeare

Seguidores de huellas

diciembre 01, 2012

Capítulo 4. Melanie. Parte 6


Lo siguiente que recuerdo es despertarme en un avión. Miré por la ventanilla, estaba amaneciendo.
—¡Papá, papá, mira, está amaneciendo! —grité mientras tiraba de la manga de la camisa a mi padre.
Mi padre me devolvió la mirada con ojos cansados. Sonrió con fatiga.
—Sí, cariño, el amanecer. Ya veo. Es bonito.
—¿Vamos a ir a vivir con el tío John? ¿Y Copenhague? ¿No volvemos? —inquirí.
—No, Mel, no volvemos. Vamos con mi hermano John.
—¿Y por qué?
—Pues… —mi padre dirigió una mirada de auxilio a mi madre.
Mi madre me puso sus pequeñas manos sobre las mejillas.
—No volvemos porque… han venido unos ladrones a gastarnos una broma, y se han llevado todas nuestras cosas a Irlanda. Y como a papá y a mí nos da pereza coger otra vez todo y llevarlo de vuelta a Dinamarca, pues ya nos quedamos con los tíos. Además, ¿no te parece que es mejor estar ahí que en Copenhague? ¿No te gustaría un cambio de aires?
Negué con la  cabeza.
—Pero si vamos a ir también con Alice, e irás con ella al colegio y todo, mira qué bien.
Esta vez ladeé la cabeza, pensativa.
—Bueno, a lo mejor sí —me dejé convencer.
—Anda, vuelve a dormir, te despertaremos cuando lleguemos, ¿vale? —mi padre acarició mi cabellera pelirroja y yo apoyé mi cabeza sobre su hombro, adormilándome de nuevo.

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho esta parte del capitulo espero leer la proxima :)
    Besos
    PD: tengo un nuevo blog donde publico otra historia http://lyr-lecturayrelatos.blogspot.com

    ResponderEliminar

Opina, corrige o simplemente comenta.
¡Todas las palabras son bienvenidas!